Timber by EMSIEN-3 LTD
Últimos artículos

1. Pensar que es demasiado tarde para empezar de nuevo.

Sabemos que el cambio es difícil, y el miedo que sientes cuando piensas en dejar tu zona de comfort es la razón por la que no lo haces. Tal vez sea cambiar tu trayectoria profesional o mudarte. Sin importar tu situación, es muy frecuente que ignoremos nuestro instinto y culpamos al hecho de que es demasiado tarde para comenzar de nuevo.
A pesar de esta excusa popular, la verdad es que el momento adecuado es cuando uno decide que lo es. En general, la línea de tiempo que te has creado debe ser un resumen de lo que desea hacer (en lugar de una guía de la edad en la que debe hacerlo). Así que permite que tu mente cambie y tu camino se modifique. Después de todo, nadie sabe qué te hará feliz como tú.

2. Pensar que puedes cambiar a la gente.

La paciencia es escasa y su esperanza de poder arreglarlo también. ¿La verdad? La gente no cambia, si no sus prioridades.
Aunque todos tenemos espacio para mejorar, no puedes esperar que quienes te rodean sacrifiquen quiénes son, para convertirse en una versión de sí mismos que se adapte mejor a ti. Antes de ser víctima de esta mentalidad, acepta los hábitos de las personas o simplemente analiza si te convienen.

3. Pensar que una relación te completará.

Para algunas personas, la clave de la felicidad es una relación. Sin embargo, para otros, es exactamente lo contrario. No obstante, es fácil afirmar que tu estado de ánimo sería mejor si estuviera en su estado de relación ideal. Si bien puede que tenga razón, la realidad es que actualmente estás soltero o en una relación por una razón. Aunque depende de ti decidir cómo quieres seguir adelante con tu vida amorosa, recuerda que es mucho más difícil apreciar dónde te encuentras, cuando estás ocupado pensando en dónde podría estar.

4. Pensar que el mundo quiere hacerte daño.

La vida es difícil, y asumir constantemente que eres la víctima la empeorará aún más. Sí, es injusto que no hayas aprobado tu examen (aunque estudiaste toda la noche). Claro, es frustrante que su compañero de trabajo haya recibido un aumento de sueldo y no tu. Estas situaciones son decepcionantes, pero hay una diferencia al ser objetivo.
Las cosas que te suceden no siempre son un reflejo directo de tus acciones, y darte cuenta de que la vida no te está maltratando a propósito, es cómo vas a superar tus obstáculos apreciando las lecciones que surgen en cada circunstancia.

5. Pensar que solo hay una manera correcta de hacer las cosas.

Otra idea inexacta es creer que hay solo una manera correcta de alcanzar un objetivo. Por ejemplo, cómo decides expresar tu aprecio, no significa que otras personas elijan el mismo enfoque. Y la realidad de que te tomó años adicionales para graduarte de la escuela no implica que no consigas un trabajo tan bueno como aquellos que tomaron menos. En general, la vida está llena de opciones y tu capacidad para elegir la mejor para ti es lo que hace que la tuya sea significativa.

6. Pensar que estás perdiendo el tiempo.

Como una generación que experimenta el miedo al compromiso y el dilema de “FOMO” (Fear Of Missing Out o miedo a perder), es normal preguntarse si estamos dedicando nuestro tiempo a las personas y las cosas que nos beneficiarán (en el futuro). Culpas a la relación que parece no ir a ninguna parte, o al emprendimiento independiente que no está despegando; es difícil mantenerse positivo cuando hay razones para ser negativo.
Aunque es común suponer que estás perdiendo el tiempo cuando los eventos que suceden en tu vida no están resultando en la forma en que lo imaginaste en tu mente, también es crucial que evites este tipo de pensamientos. Al final, las experiencias que obtienes son tan importantes como las decisiones que tomas.

Tomado de TheLadders.com

Quienes se han zambullido en alguna ocasión en las aguas de Netflix (absolutamente infestadas de series) saben lo peligrosamente fácil que es caer en esta plataforma en las garras del denominado “binge-watching”.

En el famoso servicio de vídeo en streaming los usuarios no se contentan con ver un capítulo o dos de su serie favorita, los consumen todos (y lo hacen además de una sola tacada).

El “binge-watching” que con tantísima voracidad practican los usuarios de Netflix es síntoma de lo que es ya a todas luces una verdad universal: que el consumidor tiene un hambre infinita de contenidos (y está encantado de hacerse “adicto” a ellos si son lo suficientemente buenos).

De las series (adictivas hasta la médula) de Netflix las marcaspueden aprender unas cuantas lecciones para dar fuelle a sus estrategias de content marketing. De hecho, si siguen los cuatro pasos que disecciona a continuación Ragan.com, pueden alentar perfectamente la “comilonas” (de sus propios contenidos) por parte del consumidor:

1. Empiece con un “asesinato”

No hace falta lógicamente que el “asesinato” de marras sea literal. Se trata de hallar algún elemento que concite de manera casi instantánea la atención del espectador y que le fuerce a estar pendiente del desarrollo de lo que viene a continuación.

En esta primera fase tómese la molestia de responder a estas preguntas:

– ¿Cuál es el “gancho” de su marca?

– ¿Qué experiencias está en posición de poner en sus manos de su audiencia para forzar a ésta a venir (hambrienta) a por más?

2. Dé forma a un argumento atractivo

Toda gran serie es dueña de un hilo argumental lógico en el que el final está a la altura del principio (y viceversa). Una buena serie debe estar anclada en una sólida historia en la que todo lo que ocurre y todos los personajes que toman parte en la acción están en línea con el argumento (y no son puro relleno).

A la hora de pergeñar el argumento de la historia que su marca tiene entre manos, conteste a estas cuestiones:

– ¿Cuál es la historia que desea contar su marca y cómo la va a contar?

– ¿Están las experiencias que brinda la marca al consumidor a la altura de la historia que está interesado en contar?

– ¿Hay suficiente coherencia en el manera y el momento en que va a narrar la historia?

– ¿Se está yendo su historia por otros derroteros (y alejándose del hilo argumental inicial)?

3. Elija con sumo cuidado a quienes van a ejercer de actores en su historia

Los actores son tan o importantes o más que los personajes porque gracias a ellos las historias cobran vida y son ellos los que se las ingenian para que la audiencia empatice (o no) con los argumentos a los que ponen rostro y voz.

Una vez llegados este punto, debería responder a estas preguntas:

– ¿Quiénes interpretan los papeles protagonistas y secundarios en la historia de su marca?

– ¿Están los personajes logrando una conexión emocional con la audiencia que esté verdaderamente en línea con la historia de su marca?

4. Asuma cuanto antes que no todo el mundo va a ser fan de su historia

Incluso las series más populares fracasan a la hora de conectar con la audiencia. Y no pasa nada si fracasan porque es completamente normal no gustar a todos. Lo importante es que el target que éstas tienen en mente sí las devore con fruición.

En esta fase (quizás la más decisiva) las marcas deben hallar respuestas para estas preguntas:

– ¿Sabe ya cuál el target de su marca?

– ¿Tienen de verdad las historias de su marca el foco puesto en ese target?

tomado y adaptado de: https://www.marketingdirecto.com/marketing-general/marketing-de-contenidos-by-outbrain/4-maneras-hacer-contenido-marca-tan-adictivo-mas-series-netflix

Crear una estrategia de branding no resulta una tarea sencilla. Implica tantos factores a tener en cuenta que no puede tomarse a la ligera si realmente queremos un buen posicionamiento en el top fo mind de los consumidores.

Para ayudarle en esta tarea vamos a poner el foco en 15 elementos que debería tener en cuenta a la hora de crear una estrategia de branding. Estos han sido recopilados por The Next Web y atienden a las principales aristas de ese prisma que representa el branding y sobre el que se sostiene la diferenciación de sus productos y servicios.

Su “por qué”

Cada persona que crea una empresa lo hace por un motivo. Resulta paradójico que este se diluya o no quede claro a la hora de establecer una estrategia de branding.

Cuando se comparte la razón y los objetivos que llevaron a la creación de un negocio resulta fácil transmitir inspiración y pasión a los consumidores. Una forma de demostrar que no está únicamente orientado a la generación de beneficios y dejar claro que le importa lo que hace.

Hay que dar crédito

Nunca se olvide de agradecer el apoyo mostrado por todos los que han confiado en su proyecto. Esto humaniza su marca ya que muchas empresas se olvidan rápidamente de que nacieron de la nada alejándose de la realidad de sus consumidores.

¿Su marca es imprescindible?


Hágase una pregunta: ¿qué pasaría si su marca desaparece mañana? En la respuesta de esta cuestión encontrará qué ofrece a los consumidores que no pueden encontrar en la competencia.

El mensaje

No basta con crear y comunicar los valores y recorrido de la compañía. Tiene que comunicarlos. Esto significa que tiene algo que decir sobre su empresa y mostrar que puede hacer del mundo un lugar mejor gracias a sus productos y servicios.

Honestidad

Seguro que ha leído decenas de historias de empresarios que levantaron imperios sin un solo euro en el bolsillo. Es cierto que este tipo de casos pueden darse, pero son escasos. Por norma general poner en marcha una compañía requiere un proceso largo e incluso tedioso. No oculte sus inicios ni el camino recorrido. Es fácil caer en la exageración y el heroísmo y eso no gusta a unos consumidores que sólo demandan honestidad.

Brevedad

Tiene que ser capaz de formular de forma clara y directa el mensaje y valores de su empresa. Recuerde que los mensajes simples suelen ser los más impactantes.

Simplicidad y personalización

Su estrategia de branding debe ser sencilla y comprensible para todo aquel que tenga acceso a esta. Sus consumidores quieren saber cómo acabó creando o trabajando en una determinada empresa y tiene que transmitirlo de forma cercana.

Autenticidad

Los consumidores de hoy en día son auténticos expertos. No solo quieren comprar un producto, sino que requieren sentir que son parte de la marca buscan la conexión personal y la mejor forma de hacerlo es ser auténtico a la hora de mostrar la visión interior de la compañía.

Confianza

Entre los objetivos de una marca se encuentra la generación de confianza ya que esta es la base para construir su reputación. Asegúrese de que la historia que transmite su marca logra evocar estos sentimientos.

Objetivos a largo plazo

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de crear la historia de una marca es centrar demasiado el foco en el recorrido pasado sin prestar atención a las metas de futuro.

Humildad

La línea existente entre la confianza y un ego excesivo es demasiado delgada y se cruza en más ocasiones de las que pensamos.

Transparencia

Los consumidores demandan transparencia y sentir que pueden confiar y conectar con las marcas con las que interactúa.

Hay que apelar a los sentimientos

Cuando creamos una historia de marca hay que apelar a las emociones. La mejor forma de conectar a los consumidores con una marca.

Cuente con un eje central

Toda historia gira alrededor de un tema central sobre el que se construye el resto de la estrategia de branding. Este debe ser su punto de partida.

 

tomado y adaptado de http://www.mensaje360.com/0/nota/index.vnc?id=2170

0 575

Se trata de una frase que identifica a un producto o servicio. Aprende a crear uno que tus clientes recuerden ¡y repitan una y otra vez!

Dentro de las herramientas de marketing, el eslogan es una de las más poderosas, pues ayuda a incrementar los niveles de recordación en los consumidores y a diferenciarte de la competencia.

Su origen viene de una palabra gaélica escocesa que significa “grito de guerra“.

Para que un eslogan resulte exitoso debes tener claro que representará un recordatorio constante respecto a lo que hace tu negocio. El éxito de un eslogan se ve cuando los clientes o prospectos lo repiten una y otra vez.

Un buen eslogan debe contener máximo ocho palabras, debe identificar claramente al producto o servicio, y resaltar los beneficios que lo hacen especial. Es una frase que atrapa, define y sintetiza en pocas palabras la idea conceptual de tu producto o servicio.

A continuación te damos algunos consejos al momento de pensar en tu nuevo eslogan:

Destacar tus propiedades respecto a la competencia

Piensa en ¿cuáles son los elementos que no disponen los productos o servicios de la competencia? y crea una frase que lo represente.

Original y conciso

Usa metáforas, imágenes, rimas, ritmos y otros elementos para crear un slogan difícil de olvidar.

Un buen recurso son los juegos de palabras. También puedes valerte de frases populares y darles un giro, para adecuarlas a tu producto.

Considera que desde el punto de vista del marketing, un eslogan extenso no genera el impacto deseado, porque incrementa su complejidad lingüística y sintáctica. Por eso, si no es breve y recordable, no es un eslogan.

Hacer que la marca rime con el eslogan

Es una técnica que ha tenido mucho éxito, se le denomina rima de “marca incorporada”, y consiste en que la marca del producto rima con la frase.

La marca como concepto implícito

En este caso el eslogan va “sin marca incorporada” y está implícito en la marca. Un buen ejemplo es: Desayuno de campeones (Corn Flakes de Kellog’s)

Resumir qué hace la marca

“Si es Bayer, es bueno” es un eslogan que representa exactamente qué hace la marca e incluso describe el beneficio objetivo que se promete.

No olvides que para desarrollar un eslogan exitoso debes tener un amplio conocimiento del negocio que quieres promocionar, manejar bien el lenguaje publicitario y el giro en que te mueves.

Observa la competencia y otros slogans insignes que te ayudarán de mejor forma a crear el tuyo propio.

 

tomado y adaptado de: http://www.mensaje360.com/0/nota/index.vnc?id=2023

Tener muchas reuniones de trabajo puede ser agotador y puede disminuir tu productividad de una forma que solo te hará procrastinar las tareas que debas hacer.

Saber cuándo rechazar esa invitación a la reunión de Google Calendar


Enfatizar que estás ocupado puede ser un método eficaz. Aunque algunas reuniones son cruciales para asistir, hay momentos en que no son lo más importante que tienes por hacer – y, de hecho, podrían evitar que obtengas el trabajo que tu jefe o tú como propietario de tu empresa, deseas.  Cuando se trata de escoger y elegir prioridades, el mejor consejo es ser transparente y honesto, ya que las pequeñas mentiras blancas no durarán mucho tiempo en una oficina llena de personas en el mismo equipo.

“Sea honesto y diga, ” Desafortunadamente, estoy dedicando cada momento que tengo a una tarea que debo tener lista en dos” Por favor manténgame informado si hay alguna manera en la que pueda ser de ayuda más adelante esta semana “, escribe la escritora y editora independiente Sarah McCord, que cubre carreras, escribe en The Muse.

Aparte 2-4 horas donde nadie pueda alejarlo de su trabajo

Marta Turek, Directora Asociada de Programas de Marketing Digital de la agencia de marketing digital ROI DNA, dice que la solución es programar menos reuniones que importan más y conocer sus propios patrones lo suficientemente bien como para saber a qué hora del día hace su mejor trabajo. No programar reuniones en el medio de ese tiempo.

“Crea bloques de tiempo en tu calendario dedicados a tu trabajo, e indica en el título que esta vez está bloqueada para tareas específicas y enfocadas. Indique en qué proyecto va a trabajar y solicite que no se realicen reuniones en ese momento “, escribe en Moz. Turek, cuya conferencia “Demasiado ocupado para hacer un buen trabajo” en MozCon 2015 estableció “21 hábitos diarios para dominar para aumentar la productividad”, anima a las personas a “bloquear 2-4 horas todos los días en su calendario para el trabajo ininterrumpido”. Los madrugadores podrían estar mejor haciendo su mejor trabajo, ininterrumpido, por las mañanas, mientras que los noctámbulos podrían hacer mejor a través de las tareas hacia el final del día.

Programe todas sus reuniones el mismo día

Esto puede o no funcionar para usted, dependiendo de su nivel de experticia.

“Deje de tomar reuniones durante la semana: Lunes a las 2 pm, Miércoles a las 11 am, Viernes a las 4 pm, etc. En lugar de eso, reserve un solo día para las reuniones”, escribe Jason Shah, fundador y CEO de la plataforma de colaboración Do . “La mayoría de los líderes encuentran que a mediados de semana es deseable, ya que rompe su semana de trabajo. El lunes es un buen momento para planear y prepararse, y el viernes es un buen momento para repasar y reflexionar “, continúa Shah. “Los martes, miércoles o jueves son días ideales para participar en reuniones, dependiendo de lo que funcione mejor para usted. Cuando sólo toma reuniones una vez por semana, tendrá períodos más largos de tiempo ininterrumpido para concentrarse en tareas de mayor valor “.

Mantener reuniones de pie(pueden llegar a ser más cortas)

 Carson Tate, fundadora de la firma de consultoría de administración Working Simply, escribe sobre cómo un cliente ejecutivo senior en una gran empresa tenía días que estaban tan llenos, que sus empleados comenzaron a “seguirla al baño, archivar carpetas en la mano para obtener respuestas a sus muchas preguntas “en el New York Times. ¿Puedes imaginar? No sólo se invadió el espacio personal de este ejecutivo, sino que también fue una señal importante de que había tenido tanto que sus empleados tenían problemas para llegar a ella. Tate incluye más tarde consejos para gestionar reuniones, incluyendo este truco. “Para las reuniones en persona, considere exigir que todos se levanten. Esto es muy efectivo, porque la fatiga en las piernas pronto se pone en marcha y todo el mundo tiene un incentivo para mantener la reunión corto “, escribe Tate.

tomado y adaptado de https://www.theladders.com/p/27454/get-work-done-meetings

La creación de una gran marca personal podría ser exactamente lo que necesitas para salir al mercado y ser esa persona con la que todos quisieran relacionarse o tener en sus empresas.

¿Qué es una marca personal? La creación de tu propia marca personal es una manera de comercializarte a ti mismo y tu carrera. Piensa en cómo una compañía crea un logotipo, un nombre, y un lema para su producto. Estos son todos parte de su marca, técnicas creadas para hacerte recordar quiénes son. Tu podrías hacer eso para ti y ayudar a construir una carrera sólida a lo largo del tiempo.

 

¿Por qué eres diferente?

Cuando creas tu marca, debes mostrar lo que te hace diferente de todos los demás. Una vez lo sepas, necesitas mostrarlo. Esto es lo que te ayudará a conseguir ese trabajo sobre el próximo candidato. Si no estás muy seguro de lo que te hace diferente, hay algunas cosas en las que puedes reflexionar. Echa un vistazo a tus fortalezas y pasiones. ¿Qué tipo de trabajo estás más dispuesto y feliz de hacer? Si dejas tu trabajo actual, ¿de qué se perdería la empresa?

Construye tu presencia en línea.

Probablemente  ya tienes presencia en línea, en las redes sociales y demás. Ahora es el momento de utilizar estas herramientas y sacar ventaja de ellas. Debes asegurar que tu  sitio web personal está configurado para mostrar los logros de tu carrera. Tu curriculum vitae debe estar incluido, así como una breve introducción de ti. Debe haber un enlace a tu portafolio, si es necesario para tu empresa también. También debería haber un enlace a otros sitios de redes sociales en los que te encuentres, incluido LinkedIn. No es necesario que empieces con un sitio elaborado.Puedes crear un sitio web pequeño, de dos o tres páginas en cuestión de horas.

Date a conocer.

Comienza a participar en discusiones en línea que sean relevantes para tu  industria. Una manera fácil de hacerlo es a través de los grupos de LinkedIn. Dar asesoramiento y experiencia pertinentes de una forma correcta. Habla sobre lo que estás haciendo actualmente en tu carrera y cómo estás buscando mejorar. Ir a eventos donde puedas hacer networking y hacer lo mismo. Para dar un paso más allá, si puedes obtener un espacio para hablar  en un evento de networking, hazlo. Si no eres bueno hablando en público, tómate el tiempo para practicar delante de amigos y familiares. Cuanto más hables en público, mejor lo harás con el pasar del tiempo.

Haz conexiones.

Durante los espacios de networking a los que asistas,  debes construir una lista de contactos. Escoge un par de estas conexiones que crees que serán las más beneficiosas tanto como para ellos como para ti y pasa algún tiempo construyéndolas y formando parte de su círculo. Síguelos en redes sociales y  haz comentarios en sus publicaciones. Con el tiempo, pueden ayudarte a llevar tu marca al siguiente nivel.

Crea metas.

No tiene sentido crear tu marca personal si no sabes lo que quieres sacar de ella. Este debe ser tu primer paso en el proceso. Una vez que sepas lo que quieres, entonces puedes adaptar tu marca para crear una imagen que te llevará allí. ¿Quieres encontrar un trabajo mejor remunerado? ¿Quieres cambiar de carrera? ¿Hay una empresa ideal para la que quieres trabajar? Una vez que hayas decidido esto, necesitas establecer una línea de tiempo. ¿Cuánto tiempo te estás dando para alcanzar este objetivo? Puedes decidir que será en unos meses, un año, o incluso un par de años. La creación de un plan de acción te ayudará a lograr las cosas que deseas hacer.

 

Tomado y adaptado de https://www.theladders.com/p/1242/how-to-build-your-personal-brand