Timber by EMSIEN-3 LTD
Branding, Comunicaciones Estratégicas y Mercadeo Estratégico

Quienes se han zambullido en alguna ocasión en las aguas de Netflix (absolutamente infestadas de series) saben lo peligrosamente fácil que es caer en esta plataforma en las garras del denominado “binge-watching”.

En el famoso servicio de vídeo en streaming los usuarios no se contentan con ver un capítulo o dos de su serie favorita, los consumen todos (y lo hacen además de una sola tacada).

El “binge-watching” que con tantísima voracidad practican los usuarios de Netflix es síntoma de lo que es ya a todas luces una verdad universal: que el consumidor tiene un hambre infinita de contenidos (y está encantado de hacerse “adicto” a ellos si son lo suficientemente buenos).

De las series (adictivas hasta la médula) de Netflix las marcaspueden aprender unas cuantas lecciones para dar fuelle a sus estrategias de content marketing. De hecho, si siguen los cuatro pasos que disecciona a continuación Ragan.com, pueden alentar perfectamente la “comilonas” (de sus propios contenidos) por parte del consumidor:

1. Empiece con un “asesinato”

No hace falta lógicamente que el “asesinato” de marras sea literal. Se trata de hallar algún elemento que concite de manera casi instantánea la atención del espectador y que le fuerce a estar pendiente del desarrollo de lo que viene a continuación.

En esta primera fase tómese la molestia de responder a estas preguntas:

– ¿Cuál es el “gancho” de su marca?

– ¿Qué experiencias está en posición de poner en sus manos de su audiencia para forzar a ésta a venir (hambrienta) a por más?

2. Dé forma a un argumento atractivo

Toda gran serie es dueña de un hilo argumental lógico en el que el final está a la altura del principio (y viceversa). Una buena serie debe estar anclada en una sólida historia en la que todo lo que ocurre y todos los personajes que toman parte en la acción están en línea con el argumento (y no son puro relleno).

A la hora de pergeñar el argumento de la historia que su marca tiene entre manos, conteste a estas cuestiones:

– ¿Cuál es la historia que desea contar su marca y cómo la va a contar?

– ¿Están las experiencias que brinda la marca al consumidor a la altura de la historia que está interesado en contar?

– ¿Hay suficiente coherencia en el manera y el momento en que va a narrar la historia?

– ¿Se está yendo su historia por otros derroteros (y alejándose del hilo argumental inicial)?

3. Elija con sumo cuidado a quienes van a ejercer de actores en su historia

Los actores son tan o importantes o más que los personajes porque gracias a ellos las historias cobran vida y son ellos los que se las ingenian para que la audiencia empatice (o no) con los argumentos a los que ponen rostro y voz.

Una vez llegados este punto, debería responder a estas preguntas:

– ¿Quiénes interpretan los papeles protagonistas y secundarios en la historia de su marca?

– ¿Están los personajes logrando una conexión emocional con la audiencia que esté verdaderamente en línea con la historia de su marca?

4. Asuma cuanto antes que no todo el mundo va a ser fan de su historia

Incluso las series más populares fracasan a la hora de conectar con la audiencia. Y no pasa nada si fracasan porque es completamente normal no gustar a todos. Lo importante es que el target que éstas tienen en mente sí las devore con fruición.

En esta fase (quizás la más decisiva) las marcas deben hallar respuestas para estas preguntas:

– ¿Sabe ya cuál el target de su marca?

– ¿Tienen de verdad las historias de su marca el foco puesto en ese target?

tomado y adaptado de: https://www.marketingdirecto.com/marketing-general/marketing-de-contenidos-by-outbrain/4-maneras-hacer-contenido-marca-tan-adictivo-mas-series-netflix

Crear una estrategia de branding no resulta una tarea sencilla. Implica tantos factores a tener en cuenta que no puede tomarse a la ligera si realmente queremos un buen posicionamiento en el top fo mind de los consumidores.

Para ayudarle en esta tarea vamos a poner el foco en 15 elementos que debería tener en cuenta a la hora de crear una estrategia de branding. Estos han sido recopilados por The Next Web y atienden a las principales aristas de ese prisma que representa el branding y sobre el que se sostiene la diferenciación de sus productos y servicios.

Su “por qué”

Cada persona que crea una empresa lo hace por un motivo. Resulta paradójico que este se diluya o no quede claro a la hora de establecer una estrategia de branding.

Cuando se comparte la razón y los objetivos que llevaron a la creación de un negocio resulta fácil transmitir inspiración y pasión a los consumidores. Una forma de demostrar que no está únicamente orientado a la generación de beneficios y dejar claro que le importa lo que hace.

Hay que dar crédito

Nunca se olvide de agradecer el apoyo mostrado por todos los que han confiado en su proyecto. Esto humaniza su marca ya que muchas empresas se olvidan rápidamente de que nacieron de la nada alejándose de la realidad de sus consumidores.

¿Su marca es imprescindible?


Hágase una pregunta: ¿qué pasaría si su marca desaparece mañana? En la respuesta de esta cuestión encontrará qué ofrece a los consumidores que no pueden encontrar en la competencia.

El mensaje

No basta con crear y comunicar los valores y recorrido de la compañía. Tiene que comunicarlos. Esto significa que tiene algo que decir sobre su empresa y mostrar que puede hacer del mundo un lugar mejor gracias a sus productos y servicios.

Honestidad

Seguro que ha leído decenas de historias de empresarios que levantaron imperios sin un solo euro en el bolsillo. Es cierto que este tipo de casos pueden darse, pero son escasos. Por norma general poner en marcha una compañía requiere un proceso largo e incluso tedioso. No oculte sus inicios ni el camino recorrido. Es fácil caer en la exageración y el heroísmo y eso no gusta a unos consumidores que sólo demandan honestidad.

Brevedad

Tiene que ser capaz de formular de forma clara y directa el mensaje y valores de su empresa. Recuerde que los mensajes simples suelen ser los más impactantes.

Simplicidad y personalización

Su estrategia de branding debe ser sencilla y comprensible para todo aquel que tenga acceso a esta. Sus consumidores quieren saber cómo acabó creando o trabajando en una determinada empresa y tiene que transmitirlo de forma cercana.

Autenticidad

Los consumidores de hoy en día son auténticos expertos. No solo quieren comprar un producto, sino que requieren sentir que son parte de la marca buscan la conexión personal y la mejor forma de hacerlo es ser auténtico a la hora de mostrar la visión interior de la compañía.

Confianza

Entre los objetivos de una marca se encuentra la generación de confianza ya que esta es la base para construir su reputación. Asegúrese de que la historia que transmite su marca logra evocar estos sentimientos.

Objetivos a largo plazo

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de crear la historia de una marca es centrar demasiado el foco en el recorrido pasado sin prestar atención a las metas de futuro.

Humildad

La línea existente entre la confianza y un ego excesivo es demasiado delgada y se cruza en más ocasiones de las que pensamos.

Transparencia

Los consumidores demandan transparencia y sentir que pueden confiar y conectar con las marcas con las que interactúa.

Hay que apelar a los sentimientos

Cuando creamos una historia de marca hay que apelar a las emociones. La mejor forma de conectar a los consumidores con una marca.

Cuente con un eje central

Toda historia gira alrededor de un tema central sobre el que se construye el resto de la estrategia de branding. Este debe ser su punto de partida.

 

tomado y adaptado de http://www.mensaje360.com/0/nota/index.vnc?id=2170

Se trata de una frase que identifica a un producto o servicio. Aprende a crear uno que tus clientes recuerden ¡y repitan una y otra vez!

Dentro de las herramientas de marketing, el eslogan es una de las más poderosas, pues ayuda a incrementar los niveles de recordación en los consumidores y a diferenciarte de la competencia.

Su origen viene de una palabra gaélica escocesa que significa “grito de guerra“.

Para que un eslogan resulte exitoso debes tener claro que representará un recordatorio constante respecto a lo que hace tu negocio. El éxito de un eslogan se ve cuando los clientes o prospectos lo repiten una y otra vez.

Un buen eslogan debe contener máximo ocho palabras, debe identificar claramente al producto o servicio, y resaltar los beneficios que lo hacen especial. Es una frase que atrapa, define y sintetiza en pocas palabras la idea conceptual de tu producto o servicio.

A continuación te damos algunos consejos al momento de pensar en tu nuevo eslogan:

Destacar tus propiedades respecto a la competencia

Piensa en ¿cuáles son los elementos que no disponen los productos o servicios de la competencia? y crea una frase que lo represente.

Original y conciso

Usa metáforas, imágenes, rimas, ritmos y otros elementos para crear un slogan difícil de olvidar.

Un buen recurso son los juegos de palabras. También puedes valerte de frases populares y darles un giro, para adecuarlas a tu producto.

Considera que desde el punto de vista del marketing, un eslogan extenso no genera el impacto deseado, porque incrementa su complejidad lingüística y sintáctica. Por eso, si no es breve y recordable, no es un eslogan.

Hacer que la marca rime con el eslogan

Es una técnica que ha tenido mucho éxito, se le denomina rima de “marca incorporada”, y consiste en que la marca del producto rima con la frase.

La marca como concepto implícito

En este caso el eslogan va “sin marca incorporada” y está implícito en la marca. Un buen ejemplo es: Desayuno de campeones (Corn Flakes de Kellog’s)

Resumir qué hace la marca

“Si es Bayer, es bueno” es un eslogan que representa exactamente qué hace la marca e incluso describe el beneficio objetivo que se promete.

No olvides que para desarrollar un eslogan exitoso debes tener un amplio conocimiento del negocio que quieres promocionar, manejar bien el lenguaje publicitario y el giro en que te mueves.

Observa la competencia y otros slogans insignes que te ayudarán de mejor forma a crear el tuyo propio.

 

tomado y adaptado de: http://www.mensaje360.com/0/nota/index.vnc?id=2023

La personalización está en un auge estratégico. Las empresas recurren a tendencias con el propósito de mostrar una diferenciación a partir de la elaboración de productos y servicios hechos a la exigencia de los consumidores. Éstos esperan que se cubran sus expectativas, mismas que están alineadas a la forma en la que viven sus deseos e intereses, entre otros aspectos.

 

Personalizar ha resultado en algo positivo tanto para las personas como para las marcas, debido a que repercute directamente en la satisfacción del cliente y, por otro lado, en la buena imagen y la notoriedad que una empresa va ganando gradualmente.

“El mercadeo es un concurso por la atención de las personas”

Seth Godin

La psicología detrás de la personalización indica que es el deseo de control uno de los principales factores que estimula a las personas, conforme a un estudio de la Universidad de Texas. Esto se debe a que de alguna manera, las experiencias personalizadas per se rompen con el status quo, puesto que con ellas, se ofrece algo que no tiene todo el mundo y se obtiene algo que se percibe como si fuera hecho a la medida. Lo que eventualmente aumenta la sensación de control en los individuos.

Marketing personalizado- Coca -Cola

 

Incluso si esta percepción es considerada como una mera ilusión, resulta positiva de acuerdo al artículo Freedom and Control publicado en el sitio Psychology Today, que señala que las personas que tienen un sentimiento interno de control, tienden a ser más saludables físicamente y más exitosas.

Pero, ¿cómo lo aplican las marcas? Existen varios casos en los que se ha logrado crear experiencias de personalización masiva para los consumidores. Amazon, por ejemplo, se ha convertido en una marca inteligente gracias a la creación de complejos algoritmos que le permiten conocer a fondo a los usuarios. De esta manera, esta compañía les presenta en todo momento información acorde a sus intereses, lo cual se refleja en las recomendaciones basadas en los patrones de compra y búsqueda.

Un caso también exitoso es Coca-Cola, compañía que ha logrado implementar distintas estrategias personalizadas dirigidas a la elaboración de productos, a partir de un alto grado de entendimiento y conocimiento de sus consumidores, pues se ajustan a los distintos estilos de vida y comportamiento de los mismos. Esto se ve reflejado en su amplio repertorio de productos, conformado por casi 70 marcas en 10 diferentes categorías; además, el 45 por ciento de su portafolio cuenta con opciones bajas o sin calorías. Indicadores de una clara afinidad con la cultura healthy que se vive hoy en día.

Para crear una estrategia de personalización existen una serie de pasos que los mercadólogos deben tomar en cuenta, según la firma Deloitte: recabar los datos relevantes de los consumidores; segmentar esta información; identificar los canales a través de los cuales las personas prefieren ser contactadas, ajustando mensaje y medio, y adaptar los productos y servicios a las necesidades de cada uno.

La personalización es una oportunidad para que las marcas puedan proveer algo relevante y altamente afín a su target. Su importancia radica en la creación o el fortalecimiento de un vínculo emocional que se logra a partir de un conocimiento preciso y profundo de los consumidores.

 

Tomado y adaptado de Merca 2.0

slider4Son tres elementos fundamentales para que un líder conecte con su equipo o audiencia: presencia, totalidad y resonancia.

La investigación muestra que en los grupos sin líderes, los líderes emergen al sincronizar rápidamente sus ondas cerebrales con los seguidores a través de conversaciones de alta calidad. En pocas palabras, la sincronización es un proceso neuronal en el que la frecuencia y la escala de las ondas cerebrales de las personas se sincronizan. La comunicación verbal juega un papel importante papel en la sincronización, especialmente entre líderes y seguidores. La sincronización entre líderes y seguidores conduce a la comprensión mutua, la cooperación, la ejecución coordinada de tareas y la creatividad colectiva.

La sincronía cerebral parece fácil de entender. Simplemente implica que las personas están literalmente en la misma onda. Sin embargo, a un nivel más profundo, la sincronía interpersonal implica mucho más. El Dr. Daniel Siegel explica que la “presencia”, la “totalidad” y la “resonancia” son el núcleo de la capacidad de desarrollar la sincronía. Los avances recientes en la ciencia del cerebro pueden ayudar a los líderes a aprender a sincronizarse con los seguidores en estos niveles más profundos:

Motivación para sincronizar asuntos (Presencia): Los comunicadores que sincronizan fácilmente están motivados para hacerlo. Cuando lo hacen, las personas que se benefician de esta motivación reconocen la sincronía y se sienten más conectadas. En ellos se activan múltiples regiones cerebrales. Se activan regiones involucradas en la comprensión social, ayudándoles a sentirse comprendidos. Y las regiones involucradas en la expansión del sentido de uno mismo para incluir al otro también se activan, mejorando así la conexión.

Estar “presente” comienza con la decisión consciente de sincronizar. Luego te tomas el tiempo para comprender lo que sienten otras personas y te pones en sus zapatos para comprender sus puntos de vista. Haces esto conscientemente, simplemente observando los sentimientos en ti mismo y en el otro sin juzgar. Cuando haces esto, es más probable que tu cerebro se sincronice con el de ellos.

La conexión profunda con uno mismo mejora la sincronía (“Totalidad”): Warren Bennis escribió: “Convertirse en líder es sinónimo de convertirse en uno mismo. Es precisamente así de simple, y también es así de difícil”. Superficialmente, esta definición parece ignorar al “otro”. Algunos incluso pueden pensar que es egoísta. Sin embargo, podemos activar lo mejor de los demás cuando activamos lo mejor de nosotros mismos.

Una forma de aumentar la sincronía interpersonal es a través de una técnica llamada “ensoñación”. Con esta técnica, los líderes reservan tiempo para divagar la autorreflexión en presencia de los seguidores: no pensamientos, ideas y estrategias bien esculpidos, sino ideas más sinceras y emergentes. Contrariamente a la intuición, esto aumenta la conexión interpersonal. Llamada intersubjetividad, los líderes y seguidores se vuelven más conectados y sincrónicos. Esto sucede porque se activa una región del cerebro llamada sistema de neuronas espejo (MNS), lo que indica una resonancia automática con la otra persona. Además, se activa el modo predeterminado de red (DMN), haciendo que el estado mental del otro se represente en el líder. Piense en esto como las redes de empatía de “sentir por” y “sentir como”. La intersubjetividad integra a ambos.

Los líderes también pueden lograr este sentido de “totalidad” en un estado sutilmente diferente llamado divagación mental. A diferencia de la atención plena, cuando los líderes reservan tiempo para dedicarse a tareas relajantes que no son fundamentales para la misión principal de la organización, también se activa el DMN de su cerebro. Los paseos en grupo, los juegos de cartas o el tejido son ejemplos de este tipo de actividades. Cuando se activa la DMN, los recuerdos del pasado se integran con el presente para construir una visión del futuro. Esto hace que los líderes se sientan más “completos”. Además, los líderes podrán ponerse mejor en los zapatos de los seguidores.

La conexión cuerpo-mente (“Resonancia”): la sincronía física real con la música hace que las personas se aprecien más, se recuerden mejor y también confíen más entre sí. De hecho, incluso a los 14 meses de edad, los niños que rebotan en sincronía con un adulto son más altruistas: recogen los objetos que los adultos han dejado caer y se los devuelven. Una forma en que las organizaciones pueden aprovechar este principio es organizar talleres con experiencias musicales donde las personas se mueven juntas al ritmo de la música.

Por lo tanto, la motivación para sincronizar conscientemente, junto con sentir lo que sienten los seguidores, caminar en sus zapatos, conversar en estados de ensoñación, divagar mentalmente y la sincronización física real, mejoran la sincronía entre líderes y seguidores. Al diseñar una reunión fuera del sitio, estas actividades pueden incluirse y practicarse creativamente con miras a encontrar un contexto para ellas en el trabajo diario.

Artículo del Dr. Srini Pillay publicado en Harvard Business Review 31 marzo 2016