Timber by EMSIEN-3 LTD
Liderazgo y Branding Personal

1. Pensar que es demasiado tarde para empezar de nuevo.

Sabemos que el cambio es difícil, y el miedo que sientes cuando piensas en dejar tu zona de comfort es la razón por la que no lo haces. Tal vez sea cambiar tu trayectoria profesional o mudarte. Sin importar tu situación, es muy frecuente que ignoremos nuestro instinto y culpamos al hecho de que es demasiado tarde para comenzar de nuevo.
A pesar de esta excusa popular, la verdad es que el momento adecuado es cuando uno decide que lo es. En general, la línea de tiempo que te has creado debe ser un resumen de lo que desea hacer (en lugar de una guía de la edad en la que debe hacerlo). Así que permite que tu mente cambie y tu camino se modifique. Después de todo, nadie sabe qué te hará feliz como tú.

2. Pensar que puedes cambiar a la gente.

La paciencia es escasa y su esperanza de poder arreglarlo también. ¿La verdad? La gente no cambia, si no sus prioridades.
Aunque todos tenemos espacio para mejorar, no puedes esperar que quienes te rodean sacrifiquen quiénes son, para convertirse en una versión de sí mismos que se adapte mejor a ti. Antes de ser víctima de esta mentalidad, acepta los hábitos de las personas o simplemente analiza si te convienen.

3. Pensar que una relación te completará.

Para algunas personas, la clave de la felicidad es una relación. Sin embargo, para otros, es exactamente lo contrario. No obstante, es fácil afirmar que tu estado de ánimo sería mejor si estuviera en su estado de relación ideal. Si bien puede que tenga razón, la realidad es que actualmente estás soltero o en una relación por una razón. Aunque depende de ti decidir cómo quieres seguir adelante con tu vida amorosa, recuerda que es mucho más difícil apreciar dónde te encuentras, cuando estás ocupado pensando en dónde podría estar.

4. Pensar que el mundo quiere hacerte daño.

La vida es difícil, y asumir constantemente que eres la víctima la empeorará aún más. Sí, es injusto que no hayas aprobado tu examen (aunque estudiaste toda la noche). Claro, es frustrante que su compañero de trabajo haya recibido un aumento de sueldo y no tu. Estas situaciones son decepcionantes, pero hay una diferencia al ser objetivo.
Las cosas que te suceden no siempre son un reflejo directo de tus acciones, y darte cuenta de que la vida no te está maltratando a propósito, es cómo vas a superar tus obstáculos apreciando las lecciones que surgen en cada circunstancia.

5. Pensar que solo hay una manera correcta de hacer las cosas.

Otra idea inexacta es creer que hay solo una manera correcta de alcanzar un objetivo. Por ejemplo, cómo decides expresar tu aprecio, no significa que otras personas elijan el mismo enfoque. Y la realidad de que te tomó años adicionales para graduarte de la escuela no implica que no consigas un trabajo tan bueno como aquellos que tomaron menos. En general, la vida está llena de opciones y tu capacidad para elegir la mejor para ti es lo que hace que la tuya sea significativa.

6. Pensar que estás perdiendo el tiempo.

Como una generación que experimenta el miedo al compromiso y el dilema de “FOMO” (Fear Of Missing Out o miedo a perder), es normal preguntarse si estamos dedicando nuestro tiempo a las personas y las cosas que nos beneficiarán (en el futuro). Culpas a la relación que parece no ir a ninguna parte, o al emprendimiento independiente que no está despegando; es difícil mantenerse positivo cuando hay razones para ser negativo.
Aunque es común suponer que estás perdiendo el tiempo cuando los eventos que suceden en tu vida no están resultando en la forma en que lo imaginaste en tu mente, también es crucial que evites este tipo de pensamientos. Al final, las experiencias que obtienes son tan importantes como las decisiones que tomas.

Tomado de TheLadders.com

Tener muchas reuniones de trabajo puede ser agotador y puede disminuir tu productividad de una forma que solo te hará procrastinar las tareas que debas hacer.

Saber cuándo rechazar esa invitación a la reunión de Google Calendar


Enfatizar que estás ocupado puede ser un método eficaz. Aunque algunas reuniones son cruciales para asistir, hay momentos en que no son lo más importante que tienes por hacer – y, de hecho, podrían evitar que obtengas el trabajo que tu jefe o tú como propietario de tu empresa, deseas.  Cuando se trata de escoger y elegir prioridades, el mejor consejo es ser transparente y honesto, ya que las pequeñas mentiras blancas no durarán mucho tiempo en una oficina llena de personas en el mismo equipo.

“Sea honesto y diga, ” Desafortunadamente, estoy dedicando cada momento que tengo a una tarea que debo tener lista en dos” Por favor manténgame informado si hay alguna manera en la que pueda ser de ayuda más adelante esta semana “, escribe la escritora y editora independiente Sarah McCord, que cubre carreras, escribe en The Muse.

Aparte 2-4 horas donde nadie pueda alejarlo de su trabajo

Marta Turek, Directora Asociada de Programas de Marketing Digital de la agencia de marketing digital ROI DNA, dice que la solución es programar menos reuniones que importan más y conocer sus propios patrones lo suficientemente bien como para saber a qué hora del día hace su mejor trabajo. No programar reuniones en el medio de ese tiempo.

“Crea bloques de tiempo en tu calendario dedicados a tu trabajo, e indica en el título que esta vez está bloqueada para tareas específicas y enfocadas. Indique en qué proyecto va a trabajar y solicite que no se realicen reuniones en ese momento “, escribe en Moz. Turek, cuya conferencia “Demasiado ocupado para hacer un buen trabajo” en MozCon 2015 estableció “21 hábitos diarios para dominar para aumentar la productividad”, anima a las personas a “bloquear 2-4 horas todos los días en su calendario para el trabajo ininterrumpido”. Los madrugadores podrían estar mejor haciendo su mejor trabajo, ininterrumpido, por las mañanas, mientras que los noctámbulos podrían hacer mejor a través de las tareas hacia el final del día.

Programe todas sus reuniones el mismo día

Esto puede o no funcionar para usted, dependiendo de su nivel de experticia.

“Deje de tomar reuniones durante la semana: Lunes a las 2 pm, Miércoles a las 11 am, Viernes a las 4 pm, etc. En lugar de eso, reserve un solo día para las reuniones”, escribe Jason Shah, fundador y CEO de la plataforma de colaboración Do . “La mayoría de los líderes encuentran que a mediados de semana es deseable, ya que rompe su semana de trabajo. El lunes es un buen momento para planear y prepararse, y el viernes es un buen momento para repasar y reflexionar “, continúa Shah. “Los martes, miércoles o jueves son días ideales para participar en reuniones, dependiendo de lo que funcione mejor para usted. Cuando sólo toma reuniones una vez por semana, tendrá períodos más largos de tiempo ininterrumpido para concentrarse en tareas de mayor valor “.

Mantener reuniones de pie(pueden llegar a ser más cortas)

 Carson Tate, fundadora de la firma de consultoría de administración Working Simply, escribe sobre cómo un cliente ejecutivo senior en una gran empresa tenía días que estaban tan llenos, que sus empleados comenzaron a “seguirla al baño, archivar carpetas en la mano para obtener respuestas a sus muchas preguntas “en el New York Times. ¿Puedes imaginar? No sólo se invadió el espacio personal de este ejecutivo, sino que también fue una señal importante de que había tenido tanto que sus empleados tenían problemas para llegar a ella. Tate incluye más tarde consejos para gestionar reuniones, incluyendo este truco. “Para las reuniones en persona, considere exigir que todos se levanten. Esto es muy efectivo, porque la fatiga en las piernas pronto se pone en marcha y todo el mundo tiene un incentivo para mantener la reunión corto “, escribe Tate.

tomado y adaptado de https://www.theladders.com/p/27454/get-work-done-meetings

La creación de una gran marca personal podría ser exactamente lo que necesitas para salir al mercado y ser esa persona con la que todos quisieran relacionarse o tener en sus empresas.

¿Qué es una marca personal? La creación de tu propia marca personal es una manera de comercializarte a ti mismo y tu carrera. Piensa en cómo una compañía crea un logotipo, un nombre, y un lema para su producto. Estos son todos parte de su marca, técnicas creadas para hacerte recordar quiénes son. Tu podrías hacer eso para ti y ayudar a construir una carrera sólida a lo largo del tiempo.

 

¿Por qué eres diferente?

Cuando creas tu marca, debes mostrar lo que te hace diferente de todos los demás. Una vez lo sepas, necesitas mostrarlo. Esto es lo que te ayudará a conseguir ese trabajo sobre el próximo candidato. Si no estás muy seguro de lo que te hace diferente, hay algunas cosas en las que puedes reflexionar. Echa un vistazo a tus fortalezas y pasiones. ¿Qué tipo de trabajo estás más dispuesto y feliz de hacer? Si dejas tu trabajo actual, ¿de qué se perdería la empresa?

Construye tu presencia en línea.

Probablemente  ya tienes presencia en línea, en las redes sociales y demás. Ahora es el momento de utilizar estas herramientas y sacar ventaja de ellas. Debes asegurar que tu  sitio web personal está configurado para mostrar los logros de tu carrera. Tu curriculum vitae debe estar incluido, así como una breve introducción de ti. Debe haber un enlace a tu portafolio, si es necesario para tu empresa también. También debería haber un enlace a otros sitios de redes sociales en los que te encuentres, incluido LinkedIn. No es necesario que empieces con un sitio elaborado.Puedes crear un sitio web pequeño, de dos o tres páginas en cuestión de horas.

Date a conocer.

Comienza a participar en discusiones en línea que sean relevantes para tu  industria. Una manera fácil de hacerlo es a través de los grupos de LinkedIn. Dar asesoramiento y experiencia pertinentes de una forma correcta. Habla sobre lo que estás haciendo actualmente en tu carrera y cómo estás buscando mejorar. Ir a eventos donde puedas hacer networking y hacer lo mismo. Para dar un paso más allá, si puedes obtener un espacio para hablar  en un evento de networking, hazlo. Si no eres bueno hablando en público, tómate el tiempo para practicar delante de amigos y familiares. Cuanto más hables en público, mejor lo harás con el pasar del tiempo.

Haz conexiones.

Durante los espacios de networking a los que asistas,  debes construir una lista de contactos. Escoge un par de estas conexiones que crees que serán las más beneficiosas tanto como para ellos como para ti y pasa algún tiempo construyéndolas y formando parte de su círculo. Síguelos en redes sociales y  haz comentarios en sus publicaciones. Con el tiempo, pueden ayudarte a llevar tu marca al siguiente nivel.

Crea metas.

No tiene sentido crear tu marca personal si no sabes lo que quieres sacar de ella. Este debe ser tu primer paso en el proceso. Una vez que sepas lo que quieres, entonces puedes adaptar tu marca para crear una imagen que te llevará allí. ¿Quieres encontrar un trabajo mejor remunerado? ¿Quieres cambiar de carrera? ¿Hay una empresa ideal para la que quieres trabajar? Una vez que hayas decidido esto, necesitas establecer una línea de tiempo. ¿Cuánto tiempo te estás dando para alcanzar este objetivo? Puedes decidir que será en unos meses, un año, o incluso un par de años. La creación de un plan de acción te ayudará a lograr las cosas que deseas hacer.

 

Tomado y adaptado de https://www.theladders.com/p/1242/how-to-build-your-personal-brand

Aprende a hacer tu inventario personal para construir ‪#‎MarcaPersonal‬‪#‎BrandingPersonal‬

1.) Me gusta / lo hago bien: Describe las cinco actividades que más te gusten, no valen; sexo, cerveza, amigos, familia, te estoy hablando de habilidades como relacionarte, crear, proyectar, hablar, exponer, sólo por nombrarte algunas. Son esas cosas que disfrutas hacer y te salen con facilidad.
2.) Me gusta / no lo hago bien: Aquí cinco cosas diferentes a las anteriores con la particularidad que aunque te gustan, no las haces muy bien, aquí tampoco valen todos los deportes donde te crees lo máximo y eres pésimo, también me refiero habilidades y destrezas.
3.) No me gusta / lo hago bien: Seguro en tu vida has aprendido muchas cosas, que aunque las haces bien prácticamente las odias, a mi me pasa con la contabilidad y las declaraciones de impuestos, podría darte una cátedra de eso pero lo odio.
4.) No me gusta / no lo hago bien: Estas son más fáciles, muchas veces debes hacerlas, sabes que las haces mal y te fastidia hacerlas, puede ser algo como pintar tu casa, hacer alguna reparación locativa, esas cosas que haces, no te gustan y no se te dan bien.
5.) Haz el mismo ejercicio para cada etapa de tu vida, o experiencia como negociante, emprendedor, estudios, etc. 

Haz tu inventario cada vez que sientas perder el rumbo y no subestimes lo valioso que puede ser parar un momento y evaluar a conciencia si lo que haces hoy realmente refleja tu verdadera esencia o es parte de un guión que te mantiene en una jaula virtual que no deja ver tu verdadero potencial.

Tu inventario es el primer paso para crear, transformar o reinventar tu marca personal, lo que te permitirá ser más productivo y eficiente en tu vida y en los negocios.

Adaptado de renzodangelo.me

Probablemente muchos han notado que a veces las chicas bellas salen con chicos bastante comunes. O al revés, un hombre guapo tiene una relación con una chica que luce típica. Por algún motivo este dato le parece absurdo y ridículo a mucha gente que se hace la misma pregunta: ¿cómo puede ser posible? Esto tiene una simple explicación: lo que sucede es que la belleza de una persona no siempre depende de sus cualidades físicas. Se trata de una especie de magia de la atracción.

Sensualidad

Muchos suponen que si tu aspecto físico coincide con un «estándar» establecido en la sociedad, automáticamente te vuelves sexy, pero es un mito. La sensualidad no depende completamente del aspecto físico. Se percibe en autocontrol, carisma y confianza en sí mismo.

Determinación

La persona que lucha por sus propósitos, que con sus actos demuestra que en este mundo todo es posible, jamás pasa desapercibido.

Buen sentido del humor

Es una de las cualidades más destacables del ser humano. Un buen sentido del humor indica que la persona es interesante y garantiza el éxito en cualquier compañía. Como las flechas de Cupido, puede conquistar de inmediato.

Elasticidad

No importa qué tan perfecto luzcas; si no sabes dominar tu cuerpo, arruinarás tu belleza. Si te mueves con gracia, ya sea bailando, caminando o comunicándote en lengua de señas, esto, sin duda, adornará tu look.

Confianza

Una voz insegura, hombros inclinados, la incapacidad de opinar… todas estas son señales de una persona nada atractiva.

Decisión

Las dudas no atraen y no favorecen las relaciones saludables. La decisión debe estar en todo: empezando con qué helado comprar y terminando con en qué país vivir.

Inteligencia

La inteligencia no es estudiar en una universidad, sino la habilidad de razonar sabiamente. La habilidad de entender a cualquier persona, sin duda, atrae y cautiva.

Detalles

Un pequeño detalle en tu aspecto físico, incluso el más mínimo y divertido, puede atraer tanta atención que tu look quedará para siempre en la memoria de la persona adecuada. Presta atención a los detalles.

La habilidad de ser un interlocutor interesante

No solo se trata de saber muchas cosas y tener la capacidad de opinar, también de la habilidad de escuchar. No hables únicamente de ti. Debes llevar un diálogo de igualdad con tu interlocutor.

Algo especial

En el mundo moderno de copias, ser único es un gran tesoro. En realidad, todos tenemos alguna peculiaridad especial. Simplemente algunos no la aceptan y otros creen que es una desventaja. Pero eso es lo que nos vuelve únicos. ¡No temas ser original!

Porque al final de cuentas, el aspecto físico deja de encantar, mientras que la inexplicable magia de la atracción se queda contigo para siempre.

Tomado de culturacolectiva

Cuando conocemos a alguien nuevo, nos toma tan sólo 7 segundos (sí, escuchaste bien, ¡solo 7 segundos!) decidir si nos cae bien o no. Obviamente, funciona al revés también. Esto puede representar mucha presión especialmente si eres una persona ansiosa o tímida por naturaleza.

1. Los ojos lo dicen todo

El contacto visual es una muestra universal de confianza social y honestidad. Como más de la mitad de toda la comunicación es visual y no verbal, mirar a los ojos de otra persona te dará un impulso instantáneo de simpatía (o antipatía). ¿Te preocupa cómo mantener un equilibrio entre lucir seguro y parecer espeluznante? Solo recuerda seguir la proporción 60:40, y serás el ganador.

2. Sonríe y el mundo te sonreirá

Personaliza cada reunión social con una sonrisa sincera, y conocer a gente nueva te será fácil. La gente forma su actitud hacia otras personas basándose en cómo las hacen sentir; sonreír provoca endorfinas y, por lo tanto, te asocia en la mente de otras personas con sentimientos bonitos de bienestar.

3. La forma de saludar sí importa

El componente más sencillo -y muchas veces pasado por alto- de una introducción exitosa es un saludo humilde. En lugar de entablar una conversación con saludos extensos, lo cual podría lograr que la gente cuestione tu sinceridad, preséntate con un simple «Hola». Dilo con una sonrisa y estarás a medio camino rumbo al éxito.

4. Sé transparente

En 7 segundos se pueden enviar muchas señales, así que haz que cada detalle cuente y deja que la persona que acabas de conocer sepa que eres una persona abierta y digna de su confianza. Intenta tener un lenguaje corporal relajado: desabrocha el botón superior de tu chaqueta, no cruces los brazos, mantén recta tu postura.

5. Elige los ángulos correctos

La psicología del lenguaje corporal tiene un efecto fascinante sobre la primera impresión. Expresa tu interés en la persona con un inclinamiento escasamente perceptible hacia adelante mientras estás hablando con ella. Imagina que es la única persona en toda la habitación en ese momento y tu sinceridad brillará.

6. Emana optimismo

El positivismo es contagioso, somos más propensos a rodearnos de gente que hace de este mundo un lugar un poco más genial. Así que haz un esfuerzo consciente para evitar frases negativas, y la persona te recordará por lo que eres, no por tus quejas.

7. Recuerda que no todo se trata de ti

Un error clásico fácil de cometer es ponerte nervioso cuando tienes que hablar de ti. Pero una de las mejores maneras de agradarle a la gente instantáneamente es mostrar un interés genuino en la persona que está enfrente de ti: haz preguntas con sentido y escucha con atención.

Tomado de genial.guru