Timber by EMSIEN-3 LTD
Mercadeo

Quienes se han zambullido en alguna ocasión en las aguas de Netflix (absolutamente infestadas de series) saben lo peligrosamente fácil que es caer en esta plataforma en las garras del denominado “binge-watching”.

En el famoso servicio de vídeo en streaming los usuarios no se contentan con ver un capítulo o dos de su serie favorita, los consumen todos (y lo hacen además de una sola tacada).

El “binge-watching” que con tantísima voracidad practican los usuarios de Netflix es síntoma de lo que es ya a todas luces una verdad universal: que el consumidor tiene un hambre infinita de contenidos (y está encantado de hacerse “adicto” a ellos si son lo suficientemente buenos).

De las series (adictivas hasta la médula) de Netflix las marcaspueden aprender unas cuantas lecciones para dar fuelle a sus estrategias de content marketing. De hecho, si siguen los cuatro pasos que disecciona a continuación Ragan.com, pueden alentar perfectamente la “comilonas” (de sus propios contenidos) por parte del consumidor:

1. Empiece con un “asesinato”

No hace falta lógicamente que el “asesinato” de marras sea literal. Se trata de hallar algún elemento que concite de manera casi instantánea la atención del espectador y que le fuerce a estar pendiente del desarrollo de lo que viene a continuación.

En esta primera fase tómese la molestia de responder a estas preguntas:

– ¿Cuál es el “gancho” de su marca?

– ¿Qué experiencias está en posición de poner en sus manos de su audiencia para forzar a ésta a venir (hambrienta) a por más?

2. Dé forma a un argumento atractivo

Toda gran serie es dueña de un hilo argumental lógico en el que el final está a la altura del principio (y viceversa). Una buena serie debe estar anclada en una sólida historia en la que todo lo que ocurre y todos los personajes que toman parte en la acción están en línea con el argumento (y no son puro relleno).

A la hora de pergeñar el argumento de la historia que su marca tiene entre manos, conteste a estas cuestiones:

– ¿Cuál es la historia que desea contar su marca y cómo la va a contar?

– ¿Están las experiencias que brinda la marca al consumidor a la altura de la historia que está interesado en contar?

– ¿Hay suficiente coherencia en el manera y el momento en que va a narrar la historia?

– ¿Se está yendo su historia por otros derroteros (y alejándose del hilo argumental inicial)?

3. Elija con sumo cuidado a quienes van a ejercer de actores en su historia

Los actores son tan o importantes o más que los personajes porque gracias a ellos las historias cobran vida y son ellos los que se las ingenian para que la audiencia empatice (o no) con los argumentos a los que ponen rostro y voz.

Una vez llegados este punto, debería responder a estas preguntas:

– ¿Quiénes interpretan los papeles protagonistas y secundarios en la historia de su marca?

– ¿Están los personajes logrando una conexión emocional con la audiencia que esté verdaderamente en línea con la historia de su marca?

4. Asuma cuanto antes que no todo el mundo va a ser fan de su historia

Incluso las series más populares fracasan a la hora de conectar con la audiencia. Y no pasa nada si fracasan porque es completamente normal no gustar a todos. Lo importante es que el target que éstas tienen en mente sí las devore con fruición.

En esta fase (quizás la más decisiva) las marcas deben hallar respuestas para estas preguntas:

– ¿Sabe ya cuál el target de su marca?

– ¿Tienen de verdad las historias de su marca el foco puesto en ese target?

tomado y adaptado de: https://www.marketingdirecto.com/marketing-general/marketing-de-contenidos-by-outbrain/4-maneras-hacer-contenido-marca-tan-adictivo-mas-series-netflix

0 88

Se trata de una frase que identifica a un producto o servicio. Aprende a crear uno que tus clientes recuerden ¡y repitan una y otra vez!

Dentro de las herramientas de marketing, el eslogan es una de las más poderosas, pues ayuda a incrementar los niveles de recordación en los consumidores y a diferenciarte de la competencia.

Su origen viene de una palabra gaélica escocesa que significa “grito de guerra“.

Para que un eslogan resulte exitoso debes tener claro que representará un recordatorio constante respecto a lo que hace tu negocio. El éxito de un eslogan se ve cuando los clientes o prospectos lo repiten una y otra vez.

Un buen eslogan debe contener máximo ocho palabras, debe identificar claramente al producto o servicio, y resaltar los beneficios que lo hacen especial. Es una frase que atrapa, define y sintetiza en pocas palabras la idea conceptual de tu producto o servicio.

A continuación te damos algunos consejos al momento de pensar en tu nuevo eslogan:

Destacar tus propiedades respecto a la competencia

Piensa en ¿cuáles son los elementos que no disponen los productos o servicios de la competencia? y crea una frase que lo represente.

Original y conciso

Usa metáforas, imágenes, rimas, ritmos y otros elementos para crear un slogan difícil de olvidar.

Un buen recurso son los juegos de palabras. También puedes valerte de frases populares y darles un giro, para adecuarlas a tu producto.

Considera que desde el punto de vista del marketing, un eslogan extenso no genera el impacto deseado, porque incrementa su complejidad lingüística y sintáctica. Por eso, si no es breve y recordable, no es un eslogan.

Hacer que la marca rime con el eslogan

Es una técnica que ha tenido mucho éxito, se le denomina rima de “marca incorporada”, y consiste en que la marca del producto rima con la frase.

La marca como concepto implícito

En este caso el eslogan va “sin marca incorporada” y está implícito en la marca. Un buen ejemplo es: Desayuno de campeones (Corn Flakes de Kellog’s)

Resumir qué hace la marca

“Si es Bayer, es bueno” es un eslogan que representa exactamente qué hace la marca e incluso describe el beneficio objetivo que se promete.

No olvides que para desarrollar un eslogan exitoso debes tener un amplio conocimiento del negocio que quieres promocionar, manejar bien el lenguaje publicitario y el giro en que te mueves.

Observa la competencia y otros slogans insignes que te ayudarán de mejor forma a crear el tuyo propio.

 

tomado y adaptado de: http://www.mensaje360.com/0/nota/index.vnc?id=2023

0 58

La personalización está en un auge estratégico. Las empresas recurren a tendencias con el propósito de mostrar una diferenciación a partir de la elaboración de productos y servicios hechos a la exigencia de los consumidores. Éstos esperan que se cubran sus expectativas, mismas que están alineadas a la forma en la que viven sus deseos e intereses, entre otros aspectos.

 

Personalizar ha resultado en algo positivo tanto para las personas como para las marcas, debido a que repercute directamente en la satisfacción del cliente y, por otro lado, en la buena imagen y la notoriedad que una empresa va ganando gradualmente.

“El mercadeo es un concurso por la atención de las personas”

Seth Godin

La psicología detrás de la personalización indica que es el deseo de control uno de los principales factores que estimula a las personas, conforme a un estudio de la Universidad de Texas. Esto se debe a que de alguna manera, las experiencias personalizadas per se rompen con el status quo, puesto que con ellas, se ofrece algo que no tiene todo el mundo y se obtiene algo que se percibe como si fuera hecho a la medida. Lo que eventualmente aumenta la sensación de control en los individuos.

Marketing personalizado- Coca -Cola

 

Incluso si esta percepción es considerada como una mera ilusión, resulta positiva de acuerdo al artículo Freedom and Control publicado en el sitio Psychology Today, que señala que las personas que tienen un sentimiento interno de control, tienden a ser más saludables físicamente y más exitosas.

Pero, ¿cómo lo aplican las marcas? Existen varios casos en los que se ha logrado crear experiencias de personalización masiva para los consumidores. Amazon, por ejemplo, se ha convertido en una marca inteligente gracias a la creación de complejos algoritmos que le permiten conocer a fondo a los usuarios. De esta manera, esta compañía les presenta en todo momento información acorde a sus intereses, lo cual se refleja en las recomendaciones basadas en los patrones de compra y búsqueda.

Un caso también exitoso es Coca-Cola, compañía que ha logrado implementar distintas estrategias personalizadas dirigidas a la elaboración de productos, a partir de un alto grado de entendimiento y conocimiento de sus consumidores, pues se ajustan a los distintos estilos de vida y comportamiento de los mismos. Esto se ve reflejado en su amplio repertorio de productos, conformado por casi 70 marcas en 10 diferentes categorías; además, el 45 por ciento de su portafolio cuenta con opciones bajas o sin calorías. Indicadores de una clara afinidad con la cultura healthy que se vive hoy en día.

Para crear una estrategia de personalización existen una serie de pasos que los mercadólogos deben tomar en cuenta, según la firma Deloitte: recabar los datos relevantes de los consumidores; segmentar esta información; identificar los canales a través de los cuales las personas prefieren ser contactadas, ajustando mensaje y medio, y adaptar los productos y servicios a las necesidades de cada uno.

La personalización es una oportunidad para que las marcas puedan proveer algo relevante y altamente afín a su target. Su importancia radica en la creación o el fortalecimiento de un vínculo emocional que se logra a partir de un conocimiento preciso y profundo de los consumidores.

 

Tomado y adaptado de Merca 2.0