Estrategia electoral: Capriles 2012 vs Capriles 2013.

Estrategia electoral: Capriles 2012 vs Capriles 2013.

CAR01. COSTO ARRIBA (VENEZUELA), 07/09/2012- . Fotografía cedida hoy, viernes 7 de septiembre de 2012, muestra al candidato presidencial Henrique Capriles Radonsky durante un acto de campaña en la localidad de Costo Arriba, estado Monagas (Venezuela). Capriles, desafió al presidente venezolano, Hugo Chávez, a debatir los problemas del país donde quiera, a falta de un mes exacto para las elecciones presidenciales. EFE/ Guillermo Suárez/ PRENSA COMANDO VENEZUELA/ SOLO USO EDITORIAL/ NO VENTAS

Arrancaron formalmente las elecciones en Venezuela. Y por cierto, ya casi terminan. Las campañas, por tanto, se mueven frenéticamente en busca de la victoria.

La campaña de Capriles se ha movido rápido y se alcanzan a observar algunos cambios con respecto a lo que fue el ejercicio realizado en el 2012, los cuales me parece interesante analizar desde la óptica de la estrategia comunicativa electoral, que en esta ocasión parece estar siendo mucho más efectiva.

Capriles cuenta, al igual que Maduro, con una base electoral nada despreciable. Su tarea consiste en asegurar  que esa base se mantenga  y hacerla crecer incorporando a los indecisos y a los votos blandos del Chavismo.

El candidato opositor sigue centrando su discurso en señalar los errores e incoherencias del gobierno, así como en prometer un futuro mejor para los venezolanos.  Sin embargo esta vez lo hace con un lenguaje más directo y agresivo, aprovechando sucesos muy recientes en la memoria del venezolano, como las medidas económicas que debió tomar hace pocas semanas el gobierno de Maduro.

La forma y la intensidad del discurso ayudan a que el fondo del mensaje conecte con las emociones del elector de manera mucho más efectiva que en la campaña anterior. En 2012 una de las principales críticas que se le hizo a la campaña opositora, fue que no supo llegarle al corazón del ciudadano más pobre, al que el gobierno beneficia con las misiones sociales.  La recomendación para esta circunstancia es la de añadir un gran sentido de urgencia a la necesidad del cambio. Se debe atacar la pasividad del elector, que en el caso venezolano, ya se ha acostumbrado a 14 años de gobierno bolivariano y que quizás prefiera irse a la playa el día de elecciones. La abstención es la peor enemiga de Capriles. Al elector se le deben mostrar razones necesarias y urgentes por las que es necesario el cambio; hay que mostrar y explotar los escenarios probables. Se debe crear conciencia, acudir a las emociones y a la expectativa. Se deben capitalizar los errores, las incoherencias y el desgaste del gobernante. De nuevo, apelar a la necesidad, a la urgencia: al ahora o nunca.

Quizás así también resulte más efectivo el mensaje de Capriles al elector duro del Chavismo, en el sentido de que los beneficios que les ha otorgado el actual gobierno no les serán arrebatados.

En segundo lugar, la campaña debe empoderar a su base. De hecho en 2013 se han dado pasos mucho mas organizados en este sentido: se ha activado un sitio web para que cada ciudadano se convierta en jefe de campaña y el mensaje es repetido constantemente. Cada simpatizante debe sentirse un candidato, un jefe de campaña y deben ser tratados como tales por la organización central. Cada ciudadano debe comprometerse a promover el mensaje e incluso a llevar a votar a su entorno, y en este sentido, la organización debe promover y apoyar estos esfuerzos.  La estrategia del “1+ 1”, “1 +2”, etc. puede resultar muy efectiva si se comunica e implementa apropiadamente. En 2012 se utilizó esta estrategia luego de las primarias, pero de nuevo, la repetición del mensaje es clave. Es importante insistir en el compromiso ciudadano.

También en 2013 se ha notado mucha más efectividad de la campaña en redes sociales. Se siente más la participación e incluso  la presión de los ciudadanos, lo que es positivo por el efecto “bandwagon” (de arrastre), que termina por reflejarse en las encuestas. Recordemos que en Mercadeo,  percepción es realidad, y en la medida de que se empiece a percibir la fortaleza del candidato, de esa misma forma, este se irá fortaleciendo en las encuestas.  Por esto no se deben descuidar las redes sociales.

Se desconoce si el reconocido consultor venezolano J.J. Rendón se encuentra detrás de la campaña opositora en esta ocasión. Aunque ciertamente ha sido muy dinámico en las redes sociales,  quizás esto solo se sepa si Capriles gana la Presidencia la próxima semana.

Lo cierto es que en su versión 2013, la campaña de Henrique Capriles puede alcanzar mejores resultados que en octubre, si logra aumentar la presión en esta recta final y capitalizar el momentum que pareciera haber iniciado.

Sigámonos en Twitter: @profpenso

NO COMMENTS

Leave a Reply